UN PSOE PARA CAMBIAR ESPAÑA

No hay duda, el PSOE a través del proceso de primarias ha conseguido trasladar a la sociedad una semilla de esperanza e ilusión. Esperanza e ilusión en que si se quiere, las cosas pueden cambiar. Esperanza e ilusión en que con esfuerzo, compromiso y siendo fiel a sus principios se puede crear un nuevo tiempo.

Un nuevo tiempo para que ganen, por fin, los que nunca ganan. Al igual que pasó en la Transición, cuando España dejó atrás la Dictadura y se instauró la Democracia, hace ya 40 años.

En aquel momento, el PSOE fue capaz de hacer sentir a aquellos millones de españoles que vivían con emoción el cambio de régimen, que era la mejor opción para gestionar su presente y futuro. Que con el PSOE, ellos, los que nunca habían ganado, podían hacerlo.

En pocos años, desde el inicio de nuestra reciente historia democrática, el Partido Socialista consiguió ser el partido vertebral de España, con un amplio respaldo electoral en las elecciones municipales de 1.979 y obteniendo la mayoría absoluta en las elecciones generales de 1.981.

Los socialistas de entonces consiguieron trasladar un proyecto de país que sumaba el empuje de la juventud, a la vez que el compromiso de aquellos mayores que habían visto y vivido cómo la guerra y la dictadura acabaron con sus sueños. Pero, sobre todo, sumó en su estructura y en su correa de trasmisión social a aquellos hombres y mujeres que mayoritariamente crearon la opinión de que España podía cambiar, que merecía cambiar y que les tocaba a ellos cambiarlo. Cada hombre y mujer es hijo de su tiempo, y ese era el nuevo tiempo de ellos y ellas.

Tras estos 40 años de democracia, España necesita otro nuevo tiempo. Un nuevo tiempo al que el PSOE no se podía sumar porque estaba lastrado por su historia, de muchos aciertos, pero también de errores y desilusiones. Sin embargo, pasadas las primarias y con la victoria de Pedro Sánchez, los militantes socialistas han conseguido romper ese estigma, situándonos en ese nuevo tiempo que necesitan los ciudadanos y posicionándonos en el eje de la nueva política. El Partido Socialista se ha convertido en el instrumento que la gente puede usar para cambiar otra vez este país, el instrumento que les haga sentir que pueden volver a ganar, que hay un proyecto que les puede ilusionar para gestionar su presente y su futuro. El PSOE está en condiciones de sumar una vez más a los colectivos tractores del cambio.

Nuestro partido ha abierto una nueva etapa, una etapa que ha superado a la generación de la transición, una etapa que debe liderar la generación de la democracia. Este es uno de los retos del PSOE actual y de Pedro Sánchez, consolidar un proyecto social que conecte con aquellos que no votaron la Constitución, que no sólo quieren proteger la Democracia, sino que quieren mejorarla día a día. Y hacerles líderes y protagonistas del presente y el futuro de nuestro país. No hay nada más hermoso que el que los hijos superen a los padres. Hagamos un PSOE mejor, tenemos la oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s