Un mercado laboral más desigual para las mujeres de la Comunidad de Madrid

Tras tres años de legislatura con gobierno del PP en la Comunidad de Madrid, podemos constatar que se ha profundizado en un mercado laboral más desigual para las mujeres de la nuestra región.

En julio de 2015, el paro registrado en la Comunidad se componía de un 55,4% de mujeres frente al 44,6% de hombres. Más de dos años después, en diciembre de 2017, esos datos eran del 56,96% de mujeres paradas frente a 43,09% de hombres. Y hace unos días, en junio, los datos fueron aún peores: 58,53% de paradas mujeres frente a 41,46% de hombres.

El balance nos trae un mercado laboral mucho más desigual e injusto para las mujeres, esta ha sido la receta del Partido Popular para Madrid.

Y especialmente incisiva ha sido esta gestión con las mujeres de 30 a 44 años, donde el 60% de los parados de esta cohorte de edad, 75.664 en concreto, son mujeres. Una edad en la que se realizan las carreras profesionales, para obtener puestos de mayor responsabilidad, con mejores salarios; y ante el reto de dar igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el mercado laboral para que sea más equilibrado y, a la vez, reducir la brecha salarial, el gobierno del PP se ha cruzado de brazos.

Al gobierno de derechas le ha dado igual mejorar estadísticas a costa de un colectivo laboral vulnerable y discriminado como es el de las mujeres.

¿Hay alguna explicación para este crecimiento desigual? En 2016, el 41,49% de los parados de larga duración de nuestra Comunidad eran hombres, mientras el 58,50%. Pero sorprendentemente, a pesar de la mejora económica y de supuestas “medidas puestas en marcha”, en diciembre de 2017 estas cifras son aún peores. Podemos constatar que el 37,68% de los parados de larga duración son hombres frente al 62,3% de mujeres paradas de larga duración.

Y lo que es más importante, ¿el gobierno regional del PP es capaz de articular alguna medida diferente a las que ha ido poniendo hasta día de hoy?

Si hacemos un pequeño análisis por tipos de contrato y focalizamos sobre el año 2017, podemos encontrar que el 57,28% de los contratos parciales son para las mujeres, frente el 42,72% que son para hombres. Y hay que recordar que junto al contrato parcial, va el salario parcial. El mercado laboral madrileño hace que mayoritariamente las personas que acceden a empleos de menor salario sean mujeres.

Y, ¿qué podemos ver si de lo que hablamos es de firmar un contrato a tiempo completo en esta Comunidad? Pues que mientras el 39,31% de esos contratos van para mujeres, en este caso el 60,69% va para hombres.

Más desigualdad en el acceso a los tipos de contrato, y por definición a los salarios. La realidad de Madrid es que en 2017 los hombres firmaron 154.595 contratos más que las mujeres madrileñas, lo cual representa una diferencia de 6 puntos porcentuales. O que el desempleo en 2016 bajó casi el doble en el caso de los hombres que de las mujeres. Y todo ello a pesar de la existencia de una Estrategia Madrid por el Empleo 2016-2017, prorrogada 2018-2019 recientemente. Estrategia que en ámbito de la igualdad entre hombres y mujeres del mercado laboral no está dando los resultados necesarios.

Según el Informe del primer año de funcionamiento de la Estrategia Madrid por el empleo no dejan improntas como que el incentivo a la contratación de colectivos en riesgo de exclusión (concretamente víctimas de terrorismo y víctimas de violencia de género), tenía asignado 2 millones de euros para 550 beneficiarios, el resultado ha sido que ni se gastó el dinero ni hubo beneficiarios. O que en el punto de Incentivos a la contratación indefinida (mujeres y + de 45 años) que contaba con 12 millones de euros para 4009 beneficiarios, presente como balance la ejecución de escasos 1.300.000 euros y 480 beneficiarios, eso sí, el 52% de esos beneficiarios 480 mujeres.

No quiero dejar de hacer referencia a que según la última Encuesta Anual de Estructura Salarial, los salarios se han reducido desde el inicio de la legislatura un 0,9% en la Comunidad de Madrid; y la brecha salarial entre hombres y mujeres en nuestra región se mantiene en el 20%. Así como que dicha brecha salarial se incrementa hasta el 26,3% en el grupo de trabajadores con salarios más bajos, donde hay más mujeres. O que en los trabajadores con contratos temporales, donde hay más mujeres, el salario se ha reducido de un año para otro, nada más y nada menos, que un 3,8%. Recuerdo aquí que casi el 30% de las mujeres asalariadas de nuestra Comunidad, cerca de 400.000, trabajan por un salario inferior a los 500 euros al mes.

El gobierno de la Comunidad de Madrid, del Partido Popular, ha diseñado una recuperación a costa de incrementar las desigualdades laborales entre hombres y mujeres, y tras tres años de gestión y acción política lo ha conseguido. Su objetivo ha sido consolidar unas estadísticas y no corregir un mercado laboral que castiga a las mujeres. Se deberían reorientar las políticas de empleo y de igualdad, para crear empleo, para reducir el paro, pero este empleo debe ser de calidad y justo para los hombres y las mujeres de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s