El euríbor va a bajar

El euríbor parece que, por fin, va a bajar. Para muchas familias, sin embargo, esta rebaja llega tarde: la revisión de las cuotas mensuales de sus préstamos hipotecarios se ha realizado con el índice en máximos, y hasta el año que viene la cantidad a pagar cada mes es ya inamovible. En muchos casos, será una cantidad demasiado alta como para que las maltrechas economías domésticas puedan afrontarla, por mucho que se aprieten el cinturón y por mucho que pongan de su parte para reducir supuestos gastos superfluos. Simplemente, las familias no llegan.